jueves, 9 de noviembre de 2017

Dinero envenenado para patrimonio cofrade.

Publica el diario la Opinión de Málaga  la noticia de una importante partida de dinero municipal para subvencionar patrimonio cofrade. Eleva la cuantía a 229.000 €, que vienen a sumarse a otros 115.000 €, que según el artículo, se libraron el pasado verano.

Este es el enlace. http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2017/11/09/torre-salva-voto-partida-229000/966769.html por cierto, carente de firma.

Como cofrade de base, considero que estamos ante una política municipal que es un dardo envenenado ya que puede enfrentar a las hermandades con parte de la sociedad, e incluso, a las hermandades entre sí mismas o con sus propios hermanos.

Veamos:

La partida, con lucha municipal entre distintos partidos (PP y Ciudadanos a favor, y en contra PSOE, IU y Málaga para la gente y Málaga ahora), se desvía a cuestiones bien diferentes.

1.- Restauración  o reformas en casas hermandad
2.- Restauracion de enseres de culto
3.- Confección de trajes de bandas de música
4.- Realización de nuevos enseres, como bordados, imágenes, tronos etc.

En primer lugar considero que en un estado aconfesional es poco higiénico desviar fondos de una manera tan descarada, sin que previamente haya un concurso público al que todas las hermandades, asociaciones o grupos parroquiales (tanto de cofradías agrupadas como no) accedan en igualdad de condiciones.

¿Dónde se ha publicado la posibilidad de pedir ayudas?
¿Cómo es la comunicación entre el ayuntamiento y las cofradías?

Por ejemplo, me consta que hay varios grupos parroquiales o asociaciones cofrades que aún no cuentan con alguna de sus imágenes titulares.

¿Han tenido oportunidad de solicitar ayuda para realizarlas?
¿No se supone que lo más importante son las imágenes de culto?

De entrada se me ocurren media docena de grupos que se quedan con cara de circunstancias viendo como hermandades con solera, de toda la vida, con subvención de la Agrupación, con flamantes casas hermandad, reciben subvención municipal y ellos se enteran por la prensa de que "están repartiendo dinero para cofradías".

Aparte de crear malestar entre hermandades (de Pasión o Gloria) y creando un agravio comparativo en el centenar de pueblos de la provincia de Málaga, lo más grave es la imagen de clientelismo que damos los cofrades. Si ya fue patético asistir a un acto político en los salones de la Agrupación, con atril con logo incluido, ahora toca que muchos nos señalen a los cofrades con el dedo (pagamos justos por pecadores) ya que se gasta dinero en cuestiones que siempre han salido del ingenio o las cuotas de las propias cofradías.

Por otro lado comprendo que las directivas se froten las manos con estas ayudas y cómo otros mirarán de reojo por no haber tenido el contacto específico para lograrlas, pero es un dinero envenenado, más aún en los tiempos que corren en que los cofrades aparte de ser honrados, debemos parecerlo.

Siempre he defendido y defenderé a la Iglesia y las cofradías, con sus luces y sus sombras, y uno de nuestros mayores valores es la acción social (véase la Fundación Corinto o múltiples actividades). Para eso sí sería comprensible una aportación económica específica, pero no para bordar una bambalina o hacer una imagen de un romano.

Se comprendería una ayuda para areglar una casa hermandad, que en el fondo es un museo en el que entran miles de turistas, y si no que se lo pregunten a todos con los que voy por Estudiantes o Sepulcro, sin pagar entrada. Pero de ahí a bordar un guión nuevo, apaga y vámonos.

Se comprendería la cesión de un solar para construir una nueva casa hermandad, que finalmente redunda en beneficio de la ciudad, como futuro museo y/o lugar de encuentro. Sino que se lo pregunten a la plusvalía de Pozos Dulces, calle Frailes o Puente de la Aurora, cómo han ganado con las casas hermandad. Pero de ahí a bordar una túnica con dinero municipal va un abismo.   

Se comprendería una ayuda para un taller de empleo, la cesión de un local para una representación teatral o la ayuda de los Servicios Operativos para mil historias, pero no para comprar un candelabro.

Este dinero es dinero envenenado. Espero equivocarme pero lo dudo. Al tiempo.


Esperanza y Refugio, con Amargura.