martes, 28 de marzo de 2017

Saeta a Lágrimas del Carmen. Jueves de Pasión 2014.




Dulce Resignación, con Amargura.


Ave María, para la Virgen del Carmen Doloroso


Los estrechos rincones de Pedregalejo.


Suplicio, por Arango.


El Compás nazareno




Santo Suplicio, por Blanco Coris.


Primeras mecidas de Jesús ante Anás.


Carmen Doloroso, con Pasa la Soledad


lunes, 27 de marzo de 2017

Petalada "sublime" al Carmen Doloroso.


Saeta a la Virgen del Carmen Doloroso.


Carmen Doloroso, entre una nube de incienso.


Anocheciendo en el Tarajal.


Jesús ante Anás, entrando en el paseo marítimo.




Suplicio y el edificio de luces de colores.


Dulce Resignación, por calle San Quintín, con Virgen del Valle.


Dulce Resignación. Salida por el arco.


Carmen Doloroso, regresando por calle Corpus Christi, con marcha Hosanna in Excelsis.


Carmen Doloroso, con Soledad de Artola.




Cautivo de las Misericordias y el barrio que huele a azahar.




Salida de Jesús ante Anás. Cuaresma 2017




Dulce Resignación, a través del arco.




Santo Suplicio por Peso de la Harina con la Saeta. Cuaresma 2017




domingo, 26 de marzo de 2017

Santo Suplicio por Blanco Coris, con San Lorenzo Mártir.




Canto de las Clarisas a Dulce Resignación




Sones de la Banda del Carmen para el Cautivo de las Misericordias.




Carmen Doloroso con la marcha Virgen del Amor Doloroso




Jesús ante el mar.




Alegoría del Nazareno de Pedregalejo.


Vísperas de contrastes en el cuarto fin de semana de Cuaresma.

Hasta 5 corporaciones de vísperas, tres de ellas debutando en plaza, fueron protagonistas este pasado fin de semana.  Propuestas estéticas y cultuales para todos los gustos, que han discurrido por una variedad de barrios y rincones de la ciudad.

Imágenes dieciochescas frente a otras casi recién bendecidas. El estilo sobrio y clásico del Carmen Doloroso o Dulce Resignación frente a la típica propuesta duartina de Guadalupe. En cuestiones cristíferas, la mirada dulce del Señor de Anás frente a la rotundidad del Cautivo del Tarajal.

Sin duda, un motivo para pasear por Málaga y conocer de su diversidad:

Del casticismo y caos urbano de la moderna trinidad, con la reliquia del único compás conventual que nos queda, a los paseos marítimos del Palo y Pedregalejo, con la mezcla de zona residencial y barrio de pescadores, y la peculiaridad del aislado Tarajal, un reducto rural rodeado de polígonos industriales y las vías del AVE, y con el icono de la chimenea de su fantasmagórica fábrica.

Con la brevedad de un tuit podríamos definir así las propuestas cofrades que hemos vivido:

1.- Dulce Resignación.  La Servitas de la Trinidad. Mejorando matices es una propuesta original para un barrio en Cuaresma.

2.- Guadalupe. Mi duda de si todo quedará en cultos internos, en el barrio de Nueva Esperanza. Sigo pensando que mejor sería en un templo sin cofradías.

3.- Jesús ante Anás. Estancamiento patrimonial y humano en un barrio con gran potencial. La imagen necesita una iglesia o capilla como el comer.

4.- Cautivo de las Misericordias. Una cita obligada entre naranjos con olor a azahar.

5.- Carmen Doloroso.   La vísperas elegante a orillas del mar, a la espera de un trono peculiar para la Virgen.


Cautivo de las Misericordias, por el Tarajal.




Carmen Doloroso por el barrio de pescadores.




Video maniobras de salida de Jesús ante Anás desde conservatorio.




jueves, 23 de marzo de 2017

Una gran noche cofrade en Central Ciudadana.

TEXTO DE LA EXALTACIÓN DE LA SEMANA SANTA DE MÁLAGA

Jose Manuel Leiva Pérez.


EXALTACIÓN DE LA SEMANA SANTA DE MÁLAGA.

CENTRAL CIUDADANA.



Purísima Madre del Buen Camino,
Tú, que eres luz entre las sombras,
Reina celestial,
Alegría entre las penas,
Esperanza ante el desconsuelo,
Soporte de nuestro caminar,
Receptora de nuestras ilusiones,
Madre de la divina gracia,
Vaso donde se custodia el saber,
Estrella luminosa,
Trono de sabiduría
Y consuelo de nuestros miedos,
Escucha a quienes te rezan, te procesionan y te veneran.
Extiende tu protección a tus hijos de Gamarra,
A los de ayer y a los de hoy,
Que tu luz les señale el rumbo,
Que nunca pierdan la esperanza,
Que el sendero de la vida les sea recto,
Y que cuando alguna curva
Pueda torcer su destino
Encuentren en su pensamiento
Que allá, en la capilla de su colegio,
Siempre le esperas Tú,
Nuestra Purísima Madre del Buen Camino’.




Estimados amigos. He querido comenzar con la oración que el historiador, amigo  y vecino de Nueva Málaga, Pepe Jiménez Guerrero dirigió a la nueva Dolorosa del colegio de Gamarra, en la presentación que tuvo lugar en el Palacio del Obispo, Ars Málaga, el pasado jueves 2 de marzo, y que Dios mediante será bendecida el próximo viernes 31 en el propio colegio.

En primer lugar, no podría ser de otra manera, dar las gracias a mi presentador, Manolo Díaz, y sobre todo agradeceros a todos vuestra presencia.

Repito lo que dije en la presentación del cartel Verdad y Sagrario en la parroquia de san José Obrero hace un par de sábados. Repito que prometo ser breve. No quiero cansar ni aburrir a nadie, más aún hoy jueves, día laborable, cuando mañana algunos tendremos que madrugar.

La concisión debe ser una virtud en los actos cofrades, sobre todo a estas alturas de la cuaresma, cuando ya comenzamos a estar algo saturados de conciertos, carteles, presentaciones, cultos, conferencias, reuniones, exposiciones etc. El mes de marzo termina siendo agotador y ya el Domingo de Resurrección, se dice a modo de broma, que Jesús resucita,  y el cofrade muere por desfallecimiento. Por ello, Lo breve y bueno dos veces bueno. Calidad no sé si habrá, pero brevedad, vamos a intentar que la haya.

Los que me conocen saben que voy al grano, que soy un cristiano comprometido y un cofrade de base y políticamente incorrecto, que me gusta hablar claro, concretar, poner el dedo en la llaga, pero no con la incredulidad de Santo Tomás,  y que para nada me van las exaltaciones poéticas o declamadas, para las que hay que tener unas dotes, de las que carezco.

Cuando se me pidió exaltar la Semana Santa de Málaga pensé que lo mejor sería dar mi opinión sobre un fenómeno diverso que nos atrapa cada primavera, y que a muchos de nosotros nos tiene prisioneros todo el año.  Presos de la preciosísima sangre  que tiñe las sienes de un Cristo Nazareno que desciende por calle Magistrado Salvador Barberá camino del centro, y prisionero de las saladas lágrimas que resbalan por las mejillas de una Dolorosa que sube por la plaza de Bailén de regreso a su barrio. Apresados y deseando ser liberados por la mano bendita del Nazareno de calle Granada, Jesús el Rico, pero rico en tesoros de Amor y Misericordia, y con tirabuzones en el pelo y chorreras en las mangas, como en las fotos sepia de antaño.




No conocía esta asociación, nunca había tenido el gusto de entrar en su sede, aunque al tener continuidad un acto cofrade, ya en su decimoprimera edición, está muy claro que sois defensores de las tradiciones malagueñas, como es la Semana Santa. Una decena de oradores me han precedido en este atril y espero estar a la altura de ellos y de ustedes.

Lo primero es felicitar al autor de la imagen que ilustra el cartel anunciador de este acto. Felicitar, digo, al escultor Javier Jiménez Rivero por esta sorprendente talla en terracota de Virgen Dolorosa, sin advocación concreta, que ahonda en el dolor de María. Estamos ante un ejemplo más de la nómina de artistas, en este caso escultores, que pueblan la ciudad, una nueva generación, donde la Escuela de Artes y Oficios de San Telmo tiene mucho que ver y decir.  



En su página web dice Javier que el busto ha sido elaborado con la intención de indagar en el estudio del rostro femenino, haciendo especial hincapié en la naturalidad y morfología del rostro. Una conjunción entre clasicismo y naturalidad, todo ello sin perder el característico punto de unción de las imágenes sagradas.



Pues sí, el mundo de las hermandades y cofradías vive tiempos interesantes, y se va adaptando a la sociedad sumamente cambiante en la que vivimos, en la sociedad de las prisas, del tuitter y Facebook, del teléfono móvil que no deja de sonar, de los grupos de wasap, donde a veces hay mucha comunicación pero poco trasfondo.

Una sociedad democrática y libre, un Estado aconfesional, que dice la Constitución, pero que algunos quieren engañarnos diciendo que es laico, que es algo bien distinto.

Pero es contradictorio como parte de esa sociedad exige respeto a todas las minorías étnicas, culturales, sexuales  o económicas,  (que me parece magnífico) pero que luego aplauden que alguien ridiculice la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, y que seguro no se atrevería a mofarse de otras religiones.

Los cristianos y los cofrades (que en el fondo y en la superficie somos lo mismo) vivimos tiempos interesantes porque algunos intentan arrinconarnos, quieren que vivamos nuestra fe en privado, todo lo contrario de lo que es la esencia de una hermandad, hacer culto público, dando testimonio a los conciudadanos de una fe viva. Algunos quieren suprimir las misas televisadas para los mayores e impedidos, que no suenen las campanas de las iglesias, disfrazar la Navidad de fiesta de invierno y hasta cambiar el nombre de calles de santos. Espero que no se atrevan con las torrijas y los borrachuelos.




Tiempos interesantes, digo, en que no valer ser tibios y hay que dar la cara, como la dio Jesús por todos nosotros.

Por ello, y ya hablando de Semana Santa, este fenómeno multidisciplinar se sobredimensiona y adquiere un sentido total, de catequesis pública, de enseñanza que se transmite a las nuevas generaciones, siendo en algunos casos la única fuente de información.

Os cuento una anécdota. Recuerdo un padre que respondía a su hijo de unos 10 años, a múltiples preguntas que el pequeño le hacía mientras veían una procesión.  El padre se inventó que la Virgen María está casada con Jesús, y que Ella lloraba porque los romanos iban a matar a su marido.

Es verídico. No tuve más remedio que intervenir, con todo respeto, y le aclaré al padre que Jesús no era el marido de María, sino su Hijo, y que Ella tenía ese aspecto tan joven porque en Andalucía idealizamos a la Madre de Dios. Aunque no os lo creáis, este aspirante a teólogo de incesto en la Sagrada Familia no se creyó mis argumentos, aunque seguro a la noche consultó el google y se percató de su pirueta histórica.

Otras veces he oído barbaridades como que las imágenes de las vírgenes representan a distintas personas, y no que son diferentes advocaciones de una misma, y ya qué decir de las explicaciones de los grupos escultóricos,  donde todo queda reducido en muchos casos a una anécdota de buenos y malos.

Por tanto, la historia se repite, y el arte que intentaba alumbrar las mentes en las iglesias barrocas, vuelve a su sentido original para iluminar las mentes actuales, que cada vez saben menos o absolutamente nada de la historia sagrada.

Aquí en Andalucía estamos acostumbrados, pero imagino en otros lares las procesiones se habrán convertido en una especie de jeroglífico barroco, mezcla de demostración de fuerza, arte y sentimientos. De ahí la importancia de la formación de los cofrades para atender a toda interrogante, que seguro surge en el público espectador.







A día de hoy tenemos la gran suerte, por inspiración del Espíritu Santo, de contar con un Pontífice, el Papa Francisco, que es fuente inagotable de mensajes para la guía del creyente.

Bergoglio nos lanza dardos al corazón, y quiero centrar esta exaltación en 3 ideas de Francisco, y reflexionar con ellas desde el punto de vista cofrade.

1.- La primera de ellas es muy conocida. Francisco habla de las periferias. Y así dice:

“Evangelizar supone en la Iglesia salga al encuentro del prójimo. La Iglesia está llamada a salir de sí misma e ir hacia las periferias, no solo las geográficas, sino también las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria.

Y efectivamente, en esta Exaltación de nuestra Semana Santa, voy a obviar las cofradías más populares, las que todos conocemos, las del centro y los barrios clásicos, las que más salen en los medios de comunicación. Cada una de ellas tiene su pregón, su cartel  y sus vivencias de muchas décadas o siglos.

Sería muy fácil ponerse aquí a rememorar al Señor de Málaga por la calle Carril, (desolado paisaje de antenas y de cables, que diría la canción) conformando una Trinidad con la escolta de sus dos faroles de plata, o a su Madre Coronada y envuelta en  un sueño malva, regresando por Carretería a los sones de su prestigiosa banda de música sinfónica.

Sería recurrente hablar de la tradicional presencia de las fuerzas militares desfilando por nuestras calles. Es curioso como en Málaga, una ciudad desmilitarizada y sin cuarteles, se profesa un cariño especial a la Guardia Civil, a los legionarios, a los paracaidistas, a la Marina o las tropas regulares. La marcialidad se da la mano con la elegancia en desfiles coloristas, trazados con tiralíneas y con la antológica aportación de sus bandas de música.

Casi rozaríamos el tópico, afirmando que tenemos un recorrido oficial único e inimitable, configurado por un ascenso desde la Alameda hasta Larios y la Plaza, como un espacio urbanístico del siglo XIX que propicia unos tronos grandes pero proporcionados.

Podríamos recurrir a lo exagerado, y hasta decir que el seco Guadalmedina hasta parece bonito cuando lo cruza la Virgen de los Dolores del Puente, aunque el fondo lo configure el espantoso edificio de Hacienda y el abandonado mamotreto del antiguo correos, rememorando un Perchel que ya no existe.



Podríamos hacer patria de que en Málaga somos distintos al resto, en especial en la configuración de los tronos de Virgen, auténticos galeones de plata brillante o madera crujiente, escoltados por cuatro inmensos arbotantes y un infinito manto que llega hasta el final de los varales.

Sería cómodo hablar de la secular tradición de la liberación del preso por parte Jesús el Rico, o del aire legendario del bandido Zamarrilla que se esconde bajo el manto de una Virgen pequeñita.

Podríamos recrearnos en la belleza de la Virgen de la Paz, en los ojos verdes de la Paloma, en la peculiar mirada de la Novia de Málaga o en la jábega que navega entre los gráciles dedos de la Virgen Mediadora.

Buscaríamos el aplauso fácil, rememorando la emoción que embarga la bendición del Nazareno en la Plaza de las Cuatro Calles, o describiendo las hazañas de Enrique Vega, padre e hijo, en la curva de 180 grados del Pasillo de Santa Isabel, cuando lo imposible se hace posible, y las leyes de la física niegan la evidencia de los 14 metros de varal. 

Pues no, no voy a hablar de todo ello, aunque citar ya queda citado, sino que voy a reflexionar, si os parece bien, de hermandades y asociaciones de la periferia, como habla el Papa Francisco, de cofradías o grupos parroquiales que no se pasean por el centro de Málaga,   y que por tanto no tienen tanto reclamo mediático.

Y esta historia de las periferias cofrades comienza bien pronto, mañana mismo viernes 24 de marzo saldrán los primeros nazarenos a las calles de Málaga. ¿Sorprendente verdad? Pues sí, desde la periferia de la Calzada de la Trinidad, también cercana a esta sede, saldrá una bella virgencita, la de la Dulce Resignación, que cruzará el arco del Compás de la Trinidad y se adentrará por el peculiar barrio de la Colonia de San Eugenio. Un par de semanas después, el Sábado de Pasión, lo hará el Nazareno de la Llaga en el hombro, el único cristo bajo palio que sale en Málaga, al más puro estilo antequerano.



El hecho de que haya nuevas cofradías en los barrios demuestra que el fenómeno de la Semana Santa está más vivo y vigente que nunca. Esto mismo ha ocurrido en todos los puntos cardinales de la ciudad, de norte a sur y de este a oeste. Desde las playas de El Palo y Pedregalejo, a la inmensa chimenea de la azucarera de El Tarajal.  Desde las estribaciones de  Mangas Verdes y el Asilo de los Ángeles hasta la llanura de San Andrés o Dos Hermanas, allá por el Arroyo de las Cañas.

Nueva Esperanza ya no es la excepción que confirma la regla. Y poco a poco han ido surgiendo por las cercanías de esta zona nuevos grupos cofrades, como el de la Virgen de Guadalupe, una bella Dolorosa también al culto en Santa Ana y San Joaquín, o Verdad y Sagrario en Carranque, barrio que ha tenido que esperar medio siglo para hacerse nazareno gracias a un dominico, el Padre Eugenio, y que este año peregrinará el Sábado de Pasión hasta la ermita de Zamarrilla para postrarse a los pies del Cristo de los Milagros.



Por tanto sean bienvenidos los nuevos proyectos cofrades en los barrios, felicitando sobre todo a los párrocos que con sabia decisión abren las puertas de sus iglesias de par en par para que entre el incienso nazareno y salga el bosque de capirotes que venga a sorprender a los vecinos absortos de ver pasar un trono bajo sus balcones, por donde antes había coches aparcados, engrandeciendo las propias calles.


2.- Y el Papa Francisco sigue hablando y tuiteando, y reclama de que se abran las puertas.


"La Iglesia está llamada a ser siempre la casa abierta del Padre. Uno de los signos concretos de esa apertura es tener templos con las puertas abiertas en todas partes. Que nadie encuentre la frialdad de una puerta cerrada.

Pues sí, puertas abiertas, puertas de madera, puertas metálicas, unas con aldabas, otras con picaportes y hasta puertas de acero inoxidable o correderas.

Málaga, la ciudad de las inmensas puertas de las casas hermandad, que tanto sorprenden a los foráneos. Puertas celestiales, como las del Baptisterio de Florencia y que aquí se abren de par en par para dar salida a nuestros inmensos tronos. Puertas infinitas de verde esperanza en el Perchel, rojo sangre en Dos Aceras, u obscura caoba en Alcazabilla, y que anuncian la magnitud de las andas que cobijan.  Incluso algunas, fijaros, incluyen una pequeña ventanita, como para que el vigilante del fortín se asome a nuestra llamada. Es el caso de la del Santo Traslado en calle Trinidad.

Por haberlas, hay puertas hasta con mando a distancia. Esto ocurrió en Gamarra, colegio de la Congregación de las Hijas de Jesús, aquí al lado, unos metros más abajo,  centro educativo que abrió sus puertas y su corazón al paso de la comitiva de Nueva Esperanza, camino del centro de Málaga, para que el Nazareno del Perdón presidiese el viacrucis de la Agrupación de Cofradias.

Uno, y permítanme que hable de mí mismo, que está curtido en mil batallas cofrades, a pie de trono, que son las que más me gusta vivir y grabar en la retina y en la cámara; servidor, digo, vivió un momento especial cuando apareció la cruz guía de Nueva Málaga por las puertas del colegio, con más de media hora de retraso, por cierto. El cortejo cortó camino, rumbo a la zona de la Purísima, y un mar de cirios rojos iluminó ténuemente la negrura de los jardines de Gamarra entre volutas de incienso que subieron por las ramas del mítico árbol grande.  Se conmemoraban 40 años de la bendición de la Virgen en dicho espacio, que poco a poco se está convirtiendo en un referente cofrade, y Buen Camino para que la semilla nazarena vaya expandiéndose aún más.

Se abrieron las puertas, como dijo Francisco, y los arcos y dinteles parecieron empequeñecer para dar más emoción a las complicadas maniobras que tuvo que hacer las andas del Nazareno. Y como en un sueño todo pasó rápidamente y de nuevo se abrió una puerta para que el grupo comenzara a salir rumbo a San Julián, en una noche inolvidable que tuvo colofón dos días después en la Catedral con el rezo de las XV Estaciones.

Gamarra y Nueva Esperanza van de la mano. La primera es cantera de la segunda, ya que casi 200 alumnos participan de una u otra manera en el cortejo. Y ya sobre las 4 de la madrugada ya del Miércoles Santo, en la calle Doctor Lazárraga, un grupo de cofrades, muertos de frío por cierto, recibirá, recibiremos de nuevo, con el estandarte de Santa Cándida de Jesús, a la comitiva de Nueva Esperanza, ya de regreso a su sede tras más de 12 horas de procesión.



3.- El Papa Francisco habla de periferias, de puertas, y también habla de las mujeres y de los jóvenes.

Es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia.

Qué bueno es que los jóvenes sean «callejeros de la fe», felices de llevar a Jesucristo a cada esquina, a cada plaza, a cada rincón de la tierra!"


Sin obviar el papel del hombre y de los adultos y de los mayores, siempre con su poso de experiencia y sabiduría, es fundamental cómo la mujer, especialmente las jóvenes se están implicando cada vez más en el mundo cofrade. Y no sólo en las juntas de gobierno o en las filas de nazarenos, sino bajo los varales, algo que parecía increíble hace unos años.

Os cuento que ya son 4 tronos los que van completamente llevados por mujeres en Málaga, aparte de los múltiples traslados que llevan las féminas, como el del Prendimiento, Nueva Esperanza, la Piedad o Humildad y Paciencia. Pues bien, el Despojado de Dos Hermanas, la Virgen de las Delicias, el Cristo Lux del Mundo de San Andrés y la Virgen del Sagrario son llevadas por mujeres íntegramente, y en este último caso, que es el que he seguido más de cerca, me atrevo a afirmar que en muchos momentos van de manera más respetuosa y comprometida que sus compañeros los hombres de trono. Ahí es nada.

Por tanto, las mujeres al poder, y lo dice un hombre de trono, bien en tronos mixtos o bien en tronos exclusivamente femeninos, y así podremos erradicar el fantasma de la crisis bajo los varales. Que haberla la hay, no nos engañemos ni vivamos en una burbuja que no nos deje ver la realidad.

Ya sólo falta que haya más mujeres en el cargo de hermana mayor, porque a día de hoy sólo hay tres o cuatro, entre ellas mi amiga Estrella de la hermandad Verdad y Sagrario.




4.- Y voy terminando porque prometí brevedad y voy a cumplirlo.

Termino de nuevo con el Papa Francisco, que quiere que la iglesia sea avanzadilla en todos los frentes.

"Lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia es capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones. Cercanía. Proximidad. Como un hospital de campaña tras una batalla".

Eso debemos de ser los cofrades, sanadores de las heridas del corazón, y en el caso de nuestra presencia en las calles, expandamos como el incienso, consuelo, ilusión y alegría, a todos y cada uno de los que nos miran, de los que nos vean, de los que rezan, de los que ríen, de los que se mofan, de los que fotografían, de los que pasan por medio; de todos y cada uno que nos encontremos en nuestro peregrinar nazareno.

Seamos los cofrades consuelo de esa anciana que se asoma medio escondida por la cortina de la ventana de su salón y que tal vez lanza una oración furtiva a la Virgen de Dolores de San Juan, pidiéndole poder repetir el encuentro el año próximo.

Seamos los cofrades fuente de curiosidad para esos niños que se alegran de ver la Pollinica cabalgando por la calle Madre de Dios, cogidos de las manos de sus padres entre nerviosos y sorprendidos.

Seamos los cofrades un guiño de complicidad para esas parejas de novios que ven aparecer blanca y radiante a la Novia de Málaga.

Seamos los cofrades luz que ilumina la oscura calle Lagunillas o la estrechez del adoquinado de San Agustín

Seamos los cofrades motivo para que vendedores ambulantes de todo tipo puedan subsistir durante unos pocos de meses.

Seamos los cofrades motivo para el reencuentro con esos amigos o conocidos que sólo vemos en Semana Santa, casi siempre al a misma hora y en el mismo lugar, como por arte de magia.

Seamos los cofrades contraste entre el barroco andaluz y la ciudad moderna, como cuando Dolores y Esperanza corta la respiración y el tráfico por la estación de autobuses.



Seamos los cofrades, fuente de inspiración para saeteros, rapsodas y todo tipo de artistas, que se desgarran por seguidillas y martinetes desde balcones o a pie de trono.

Seamos los cofrades motivo añadido para tener una ciudad bonita, cuidada, limpia, sin cables descolgados que molesten a los palios, sin agujeros en el asfalto, sin coches mal aparcados.

Seamos los cofrades sustento para familias necesitadas.

… Y seamos los cofrades Iglesia peregrina que toma la cruz del Señor y lo sigue por todos los rincones de nuestra bendita tierra.

MUCHAS GRACIAS.

 

.





   

domingo, 12 de marzo de 2017

Dos vídeos del Nazareno del Perdón dentro de la Catedral.




Viacrucis Agrupación. El Nazareno y el Crucificado.


Nazareno del Perdón, girando hacia Santa Lucía.


Nazareno del Perdón, regresando desde San Julián.


Nazareno del Perdón, regresando por plaza del Carbón.


Nazareno del Perdón, regresando por Comedias.


¿Crisis en las vísperas?

En pocos días se han publicado sendos comunicados anunciando la suspensión de las salidas procesionales de dos grupos cofrades de vísperas: Lágrimas del Carmen y Sol. De entrada podría interpretarse como el preludio de una crisis que puede acabar con las procesiones de barrios, pero habría que analizar detenidamente las circunstancias que rodean estas decisiones.

En primer lugar, no es ni será el único caso, algo que sería impensable en una cofradía agrupada (con mucha mayor repercusión mediática y con el respaldo de la mal llamada subvención, generada por la venta de localidades de pago en el recorrido oficial). Así, lustros atrás la procesión de Mangas Verdes dejó de salir durante bastante tiempo hasta su feliz recuperación hace pocos años. Fue el mismo caso de Medinaceli, que anuló su salida un Viernes de Dolores por motivos económicos y que ahora pega en las puertas de San Julián. Llaga en el Hombro vivió similar suerte, y este año anuncia su regreso en el Sábado de Pasión.

Por tanto la variable económica y de apoyo social es fundamental, pero lo más hiriente es que en algunos casos se editen carteles y se comience a tallar y repartir túnicas y visto el mal resultado se suspenda la salida. Sería el matiz más negativo de estas cuestiones. Considero que si un grupo no está preparado es plausible recoger velas, pero es una decisión que hay que tomar con el tiempo suficiente para que no parezca algo precipitado y de última hora.

Y claro, frente a estas dos tristes noticias, están las novedades de otros grupos cofrades que se suman a la nómina nazarena, como son Dulce Resignación o Cautivo de las Misericordias, y a la espera están otros proyectos cofrades que seguramente verán la luz del sol, como Guadalupe en Nueva Málaga, recordando asimismo, los nuevos titulares que se suman, como son el Nazareno Luz del Mundo, el Despojado, o la increible novedad de la Virgen del Buen Camino en el colegio de Gamarra.

Entre Lágrimas del Carmen y Sol hay más diferencias que similitudes. Este año se unen en la triste noticia de la suspensión, pero los de Huelin disfrutan de un bagaje de varias salidas por un barrio sin apenas referencias cofrades y con sede en una parroquia viva, imán de las comunidades neocatecumenales. ¿Que ha fallado? ¿Quién ha fallado? Es triste, teniendo en cuenta que tienen todos los ingredientes para conformar una gran hermandad, donde deberían contar con la ayuda, si es necesario, de la hermandad gloriosa del Carmen de Huelin. Otra parroquias similares, en barrios menos poblados van a verificar este año sus procesiones, como San José Obrero en Carranque o la Purísima, por lo que no se comprende que no haya salido la bella Virgen del veleño Israel Cornejo.

Con respecto a la Virgen del Sol hay otras variables, ya que se ubica en una capilla de difícil acceso, incluso mucha gente habrá pasado durante años por la puerta sin saber que existe ese lugar de culto, pero sobre todo se halla en un espacio con una veintena de hermandades consolidadas alrededor. Así, se ha pasado de la intención estrenar palio a no salir. Sin duda, una decisión muy radical y lamentable (en el buen sentido de la palabra)

Estamos ante dos tristes noticias que esperemos sean una marcha atrás para coger correrilla para 2018, pero sobre todo para todo el año 2017, ya que ahora no vale abandonar la nave en  tiempos de crisis, más al contrario, es el momento de meter el hombro con estas vísperas y con todos las demás, en un claro ejemplo de que la Semana Santa sigue vive en los barrios y seguro aún tiene muchas sorpresas por depararnos en una ciudad con decenas de barrios sin hermandades en sus templos.